Empresa y RSC

slide_rsc

La EMPRESA DEL FUTURO ES La EMPRESA SOLIDARIA

La empresa solidaria es aquella que comparte valores con sus diferentes públicos objetivos: clientes, trabajadores, inversores, accionistas, incluso administraciones públicas. Aquella que le concede a la Responsabilidad Social el peso que se merece y la hace parte de su cultura corporativa.

Pero porque esta contribución acontezca un valor diferenciador es necesario que la labor solidaria tenga una proyección a largo plazo puesto que sólo así todos los estamentos que la componen conseguirán sentirse parte de este compromiso y compartirlo.

Aldees Infantiles SOS permite a las empresas impulsar este compromiso a largo plazo, real y continuado, de forma participativa y permanente. Y todo esto con la garantía de hacerlo con una organización como Aldees Infantiles SOS, que cuenta con la experiencia de trabajar en 133 países con el claro objetivo de conseguir la integración, social, y familiar, de los niños que nos son confiados.

La colaboración empresarial permite a Aldees Infantiles SOS:

  • Obtener financiación para el mantenimiento de las Aldees Infantiles, desde la que tenemos más cerca, en Sant Feliu de Codines, hasta las otras con las que colaboramos en el resto de España y las que financiamos en Latinoamérica y en África.
  • Impulsar otros programas y dispositivos anexos que complementan nuestra labor y dan respuesta a crecientes demandas sociales dentro del área de la infancia, juventud y familias en situación de riesgo.
  • Apoyar a familias vulnerables para mejorar sus condiciones de vida y fortalecerlas, de forma que puedan atender adecuadamente a sus hijos, previniendo así la desatención y el abandono de menores y favoreciendo su inserción normalizada en la sociedad.
CONTRAPRESTACIONES

Existeixen una sèrie de contraprestacions generals que obtenen les empreses quan decideixen incorporar l’Acció Social com un valor permanent a la seva companyia:

  • Aumento de la credibilidad y el reconocimiento.
  • Creación de unos valores y de una identidad.
  • Aumento de la notoriedad.
  • Revalorización de la imagen de la empresa.
  • Fidelización de clientes y colaboradores.
  • Mayor cohesión interna.
  • Potenciación de la comunicación interna.
  • Mayor motivación del empleado.
Usamos cookies para mejorar la navegación web
Acepto
x