Breve historia de Aldeas Infantiles SOS

aldees historiaLa Segunda Guerra Mundial dejó, entre otras víctimas, una gran desolación en muchos niños y niñas que habían perdido sus familias, así como otros grupos de personas, como el que formaban las mujeres que habían perdido sus maridos y a sus hijos en la guerra.

El humanista austríaco Hermann Gmeiner no creía que las “macro instituciones” que eran entonces lo habitual para dar alojamiento a estos niños en aquellos tiempos fueran un entorno adecuado para atender sus necesidades. Por eso inauguró un tipo de acogimiento con apoyo institucional, acercando a estos niños huérfanos con las madres viudas, y fundó la primera Aldea Infantil en Imst, Austria, el 1949, gracias al gran apoyo que fue capaz de movilizar entre sus conciudadanos.

Este modelo de acogimiento se fundamentaba en cuatro principios: acoger grupos de hermanos completos, preservando sus vínculos; acogerlos con afecto incondicional, mediante una persona de referencia permanente (“madre SOS”); acoger en pequeños grupos de niños en un hogar SOS; y configuran con la suma de varios hogares SOS una Aldea Infantil, una comunidad educativa más amplia donde poder establecer relaciones de ayuda mutua y poder seguir acompañando a las necesidades futuras de niños y niñas hasta que lograran su plena autonomía personal.

Estos principios, adaptados a las realidades sociales, culturales y legislativas de cada país, son la esencia común de las cerca de 500 Aldeas repartidas por todo el mundo, más sus programas complementarios y preventivos que, mediante la Federación de Aldeas a nivel internacional atienden actualmente cerca de 450.000 niños y jóvenes, en 133 países.

En Catalunya, Aldeas Infantiles SOS se constituyó como Fundación el 14 d’abril de 1967 y fue la primera del Estado Español. Podéis consultar aquí nuestros estatutos.

Usamos cookies para mejorar la navegación web
Acepto
x